1) ES UN PERITO CONSTRUCTOR, ARQUITECTO ESPIRITUAL (1ª Cor 3:10).
Un arquitecto es uno que diseña edificios y supervisa su construcción. A los Apóstoles concierne: Diseñar, Formar y Estructurar.
• Por ejemplo,  el  fundamento de la Reforma  bajo Martín Lutero  fue  la  doctrina  de  la justificación  por  fe. La  Iglesia  tuvo que  ser  reconstruida  y  estructurada  sobre  este fundamento doctrinal

2) TIENE COMO PRIORIDAD LA PALABRA Y LA ORACIÓN (Hec 6:4, 20:32).
No es un ejecutivo puesto para administrar los intereses de una organización humana, sino un embajador del Reino que conoce sus prioridades y sabe delegar autoridad y responsabilidades.

3) TIENE UN ESPÍRITU REFORMADOR (2ª Cor 11:1-4; Gál 1:6-9; 3:1-3; 2ª Tesalonicenses 2:15).
Cada una de las tareas apostólicas es elevar a la Iglesia a su forma apropiada. Los apóstoles tienen la preocupación de ajustarse al orden bíblico y establecer los diseños correctos en la Casa de Dios; son imprescindibles en un tiempo de reforma. Hebreos 9:10
Los grandes enemigos de una reforma son los sistemas religiosos, legalistas, tradicionales, denominacionales, que han estado asentados por años., ellos temen  perder, su posición, su poder y control sobre el pueblo.

4)  TIENE AUTORIDAD PARA JUZGAR Y SENTENCIAR  (1ª Cor 5:1-5).
Dios le ha facultado de la capacidad de DISCERNIR situaciones anómalas y DECIDIR la solución para las mismas, decretando sentencias correctivas y veredictos saludables..

5)  PLANTA IGLESIAS (Hechos 14:19-23; 1ª Corintios 3:6)
Aunque no todo el que planta una congregación es apóstol; ni tampoco el que dirige una iglesia muy numerosa  o es presidente de una denominación muy grande es apóstol;
si existe un sello en el apóstol que imprime en la iglesias que funda. Una Iglesia que no tiene dimensión apostólica, con los cinco ministerios trabajando en equipo reflejará la tendencia de su líder o pastor. Si la tendencia del pastor es el evangelismo, toda la Iglesia se volcará al evangelismo; si la unción del pastor es de maestro, toda la Iglesia tendrá gran conocimiento de la Palabra; si se orienta hacia lo profético, su inclinación será hacia la profecía. Las Iglesias por lo general, reflejarán la fuerza de sus pastores, porque ellas reciben las dimensiones que tienen sus líderes.
La diferencia entre el ministerio apostólico y el del pastor, reside en que un pastor piensa en términos de seguridad, protección y preservación; en cambio el pensamiento de un apóstol está basado en términos de progresión y expansión.
Los creyentes necesitan ser orientados y enseñados a través de los cinco ministerios, recibiendo de cada uno de ellos su unción, ya que ningún ministerio por sí solo puede realizarlo.
6)    CONFIRMA Y ESTABLECE (Hechos 15:41; 16:5; 18:22-23).
Tiene la gracia, sabiduría y autoridad para  ministrar con su vida y mensaje a las congregaciones y afirmar la fe de los creyentes, animándoles para crecer en el servicio; lo cual produce un aumento de calidad  y cantidad en las iglesias.

7)     PONE ORDEN (1ª Corintios 11:34; 14:40; Colosenses 2:5).
Cualquier desorden moral, desviación espiritual o división doctrinal será enfrentado con una autoridad apostólica que el enemigo reconoce y la Iglesia acepta.

8)    BRINDA PATERNIDAD (1ª Corintios 4:15; 1ª Tesalonicenses 2:11).
La relación de un apóstol con sus dirigidos a quienes entrena y forma no es la de un jefe, sino la de un padre; por eso puede verle y tratarle como hijo y no  como un  empleado o  servidor.
9)    PROVEE COBERTURA ESPIRITUAL (1ª Timoteo 1:3-4; 2ª Timoteo 4:11-12; 3:14-15; Tito 1:5, 2:15, 3:8-10).
El  vinculo que se  establece  entre un  equipo   apostólico  no  es con el  ánimo de  recibir una afiliación institucional que busque un  compromiso  económico (enviar diezmos) sino una  identificación  espiritual  donde todos los que están bajo su  tutoría sean  entrenados,  protegidos,  promovidos y  dirigidos  en una línea correcta de autoridad

10)        IMPARTE Y CONFIRMA DONES ESPIRITUALES (Romanos 1:11).
La unción apostólica  libera y activa hacia el pueblo los dones que Dios ha depositado en ellos, capacitándoles para que cumplan su  propósito y llamado.

11)       ESTÁ PROVISTO DE UNA GRACIA APOSTÓLICA (Romanos 1:5; 12:3; 1ª Corintios 3:10; Gálatas 2:9).
Esta gracia es una capacidad singular dada por Dios de hacer lo que ordinariamente no se puede hacer y gozan de una aceptación y reconocimiento entre todos aquellos que conocen la  integridad de su corazón y la pureza de sus  motivos   .
12) CONVOCA Y DIRIGE AL LIDERAZGO. (Hechos 20:17-38)
El apóstol tiene una autoridad y carisma para convocar al pueblo y el liderazgo con el fin  de unirles,  enseñarles, entrenarles y movilizarlos para que cumpla los propósitos y planes del Reino de Dios.
13) TRAE REVELACIÓN ESCRITURAL. (Efesios 3:1-13)
El ministerio apostólico es un ministerio de revelación  que  trae entendimiento y claridad al Cuerpo de Cristo; llevándole a un mayor nivel de fe y una dimensión más amplia  con respecto a los planes y propósitos de Dios para el tiempo en que vive la Iglesia.
14) ORDENA Y ESTABLECE ANCIANOS. (Hechos 14:23, Tito 1:5)
Tiene la autoridad para determinar quienes y como han de funcionar en el desarrollo sano de la Iglesia.
15) LEGISLA Y EJECUTA DECISIONES DIVINAS. (Hechos 15:22-28)
Como oficiales de la iglesia, los apóstoles legislan, ellos emiten órdenes y decretos del Reino para contrarrestar las influencias de falsas enseñanzas y traer la unidad de la fe y sanidad doctrinal de la Iglesia
16) DEFIENDE LA PUREZA DEL EVANGELIO. (Filipenses 1:17)
El  apóstol es un defensor aguerrido de la fe, la sana doctrina, el orden de la iglesia y la función integra de los ministerios.  Defiende a la iglesia de los ataques e infiltración del enemigo, ataques que vienen de afuera, como los de adentro mismo.
17) SUPERVISA LA OBRA. (Hechos 15:36)
El apostolado es también llamado en el Nuevo Testamento como “obispado”(Tito 1:7-9), ser un obispo quiere decir uno que supervisa y vigila. Los apóstoles vigilan y supervisan las iglesias y ministerios,  pero no en un espíritu  de “policía” que controla, sino en calidad de padre que orienta y protege.  El sistema religioso hoy ha distorsionado este concepto bíblico; pues lo remite más a una función burocrática y administrativa, que a una tarea apostólica con el fin de pastorear al obrero y afirmar la obra.
18) ENTRENA  Y ORDENA MINISTROS. (Tito 1:4-5)
Los apóstoles entrenan, capacitan, forman  ministros, ellos tienen el arte de desarrollar liderazgo en la Iglesia del Señor.  El ministerio apostólico ordena y pone en un lugar calificado a los llamados; esto incluye selección y confirmación ministerial, en la ordenación apostólica hay una impartición especial que transfiere una unción con resultados. (I Timoteo 1:18; 3:14).
19) TIENE UN ESPIRITU PIONERO.(Romanos 15:18-26)
El pionero es un expedicionario que no conoce fronteras, siempre toma el primer paso para abrir el camino a otros, lo distingue el coraje, visión y capacidad para penetrar en nuevos territorios. El apóstol es un pionero tanto en la espiritual como lo natural.
20) ENFRENTA LOS PODERES TERRITORIALES. (Hechos  16:18; 19:18-27)
El apóstol es un estratega del Reino que enfrenta y rompe las fuerzas invasoras del mal, pues tiene una autoridad especial para refutar, desaprobar, desenmascarar y deshacer toda ideología pagana, atadura mental y espiritual; trayendo liberación al pueblo y crecimiento a la Iglesia.
EL GOBIERNO APOSTÓLICO
ANULARÁ AL GOBIERNO DE SATANÁS

1
×
Hola! en que te podemos ayudar?

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This